Adelgaza con bicarbonato

Un ingrediente de «pérdida de peso milagroso» que se encuentra en su despensa: Beber una mezcla de bicarbonato de sodio y agua es una forma anticuada de aliviar la indigestión. El bicarbonato de sodio incluso es utilizado como un suplemento deportivo por algunos atletas de resistencia y entrenamiento con pesas. El bicarbonato de sodio también puede ayudar a mejorar la velocidad y la resistencia en el ejercicio cardiovascular.

PRONÓSTICO: en 5 días el bicarbonato hará que sus músculos utilicen más grasa del abdomen al caminar, sentirá ganas de hacer ejercicios y adelgazará una talla. Si comes mucho pan o tomas Metformina para adelgazar es recomendable tomar bicarbonato de sodio.

Adelgaza esas libras demas con bicarbonato de sodio

Si deseas bajar de peso, pero sin tener que vivir a base de frutas y verduras, este uso del bicarbonato de sodio te puede ayudar a bajar esos kilos demás, así lo confirma el Dr. Salomón Jakubowicz, médico investigador en endocrinología y autor del libro “Ni una dieta más”

Consumir bicarbonato de sodio proporciona una gran cantidad de beneficios a nuestra salud, sobre todo, si lo tomamos en ayunas.

Nos ayuda a alcalinizar nuestro cuerpo, esto quiere decir que regula nuestro pH lo cual mejora nuestra digestión, acelera el metabolismo, reduce la acidez, el estreñimiento y los gases.

Elimina impurezas del cuerpo por lo cual se considera un excelente ingrediente para desintoxicar y purificar el cuerpo.

Puedes consumirlo espolvoreando una cucharadita de este sobre todas tus comidas o beberlo en ayunas en forma de bebida.

Bicarbonato + vinagre de manzana

Mezcla 2 cucharadas de vinagre de manzana con 1 cucharadita de bicarbonato de sodio y 1 ½ taza de agua.

Bicarbonato + jugo de limón

Combina 1 cucharada de bicarbonato de sodio con 1 vaso de agua tibia y el jugo de un limón.

Fresas + bicarbonato de sodio + hierbabuena

Agrega a 2 tazas de agua el jugo de un limón, 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio, ½ taza de fresas y ¼ manojo de menta o hierbabuena.

Toma este último dos veces al día, en ayunas y 15 minutos antes de la hora de comer.